¿Cómo Funciona?

Información más detallada:

Usar tu mascarilla Pilaten es muy fácil, y solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  1. Primero tienes que abrir los poros de la piel. Una buena manera es utilizar vapor de agua caliente. Lo puedes preparar en una olla grande, ponerlo a hervir y sacarlo. Si quieres puedes añadirle manzanilla al agua, así obtendras también una limpieza más profunda del rostro.
  2. Estaremos unos 10 minutos debajo de una toalla, con la cara cerca de la olla. Si ves que te molesta mucho el calor, puedes hacer dos veces de 5 minutos.
  3. Una vez pasados los 10 minutos, secaremos el rostro con una toalla. Es importante hacerlo a toquecitos .
  4. Ahora ya toca aplicar la mascarilla pilaten. No te cortes, aplica una capa generosa que se vea uniforme y espesa. Es importante que evistes las zonas sensibles como las cejas, patillas, labios y contorno de ojo. Como recomendación, es importante que lo apliques con los dedos, ya que si usas una brocha, al ser tan espeso, no se te aplicará correctamente.
  5. Dejaremos secar la mascarilla unos 20 minutos, hasta que notemos que esta seca y tenemos la piel tirante de la cara.
  6. Una vez la mascarilla este seca, la iremos quitando poco a poco. Normalmente se despega uniformemente y te resultará muy fácil de sacarla.
  7. Una vez sacada la mascarilla, lavamos la piel con agua fria. Es muy importante para así cerrar bien los poros.
  8. Por último paso y si lo tienes a mano, puedes utilizar un tónico o agua de rosas para cerrar los poros y proteger la piel de la cara.